sábado, 12 de julio de 2008

Es un pájaro? es un avión? es superman? no, es mi viejo! ^^

El día del cumpleaños se festeja siempre. ¿Pero festejamos ese día? Hoy 12 de julio vos cumplís años, pero yo no festejo por el día de hoy sino por el camino que se esconde tras la fecha. No me acuerdo de vos ni por hoy ni por tu edad. Yo hoy veo un hombre que se forjo día tras día. Veo un hombre de trabajo, un hombre consecuente e integro, veo un hombre del cual estoy orgulloso. No solo me llena de orgullo decir que soy tu hijo, me llena de orgullo haber podido conocerte como hombre.
Es verdad que vivimos en un mundo donde no hay súper héroes, ni trajes, ni capas. Pero para mi, vos sos mi héroe. Mi héroe no tiene visión de rayos x, tiene ojos sinceros para ver las injusticias y las soluciones a los problemas. Este héroe no tiene un cuerpo al cual las balas temen, tiene un cuerpo formado y sufrido por el sacrificio del trabajo.
Mi héroe, quien bajo todos los golpes de la vida, los problemas, las perdidas y las injusticias de la vida sigue de pie, a su manera, luchando por su familia, su pueblo y su gente; no tiene alias ni nombre secreto, se llama Horacio Rubén Dahir.
FELIZ CUMPLE VIEJOOOO!!!!!


Ustedes, mis padres, son mi pasado, mis pies, mis héroes. Son quienes me defienden con dientes y garras del perverso mundo.
No nací jugador de fútbol, ni actor, ni modelo ni estrella. Me confundí al elegir mi primera carrera y hoy, seguro de la carrera, tal vez ni siquiera llegue a ser buen periodista.
No les digo gracias por criarme y forjarme por que se que no lo hicieron esperando eso. Tratare de honrarlos con acciones que los hagan orgullosos de su hijo mayor.
Pueden quedarse tranquilos que criaron un hombre de buen corazón, capaz de sentir cualquier injusticia contra cualquiera en cualquier parte el mundo.
Criaron un hombre que peleara por cambiar el mundo y que será consecuente de sus ideas. Criaron un hombre que no se traicionara.
Criaron un buen hombre y una buena persona.
Estoy orgulloso de ustedes como hijo, como persona y como militante revolucionario.
Mis héroes no son inmortales pero van a vivir eternamente en mi mente y mi corazón.
Les aseguro que los volvería a elegir como padres una y mil veces sin titubear un solo segundo.
Un fuerte abrazo.
Los amo con todo mi corazón.

San

1 comentario:

Lucas dijo...

Santi me emocionaste che. Muy profundo tu relato, da nota de una gran persona.

Te mando muchos saludos!

Patria, Socialismo o Muerte!

Venceremos!